El volumen 2 cuenta la historia de las colonias americanas durante la primera mitad del siglo XVIII, generalmente malinterpretada en textos históricos como un período sin apenas eventos que tratar, pero que lejos de ser un período tranquilo, fue la época en que se germinaron las semillas que pronto brotarían en forma de Revolución Americana.A comienzos de siglo, el gobierno británico creyó haber metido en cintura a los colonos rebeldes:los gobernadores designados por la Corona gobernarían cada una de las colonias, y las leyes mercantilistas controlarían y restringirían el comercio y la producción americanos para beneficio de los mercaderes y fabricantes británicos.Pero tal control no se dio, y, durante la mayor parte de este período, las colonias fueron prácticamente independientes.Usando su poder sobre el tesoro, y gracias a que contaban con el apoyo de la mayoría del pueblo, las asambleas coloniales, lentas pero seguras, consiguieron luchar para evitar que sus asuntos cayeran en manos del poder absolutista de sus supuestamente todopoderosos gobernadores. Además, como resultado de las políticas liberales clásicas de "negligencia saludable", impuestas en contra de los deseos del resto del gobierno británico por Robert Walpole y el duque de Newcastle, los americ