Después de la publicación del primer tomo de la Historia de la Sexualidad —dice Michel Foucault— «recentré todo mi estudio en la genealogía del hombre de deseo, desde la Antigüedad clásica hasta los primeros siglos del cristianismo. Seguí una distribución cronológica simple: un primer volumen, El uso de los placeres, está consagrado  a la forma  en que la  actividad  sexual ha  sido problematizada  por  los  filósofos y los médicos, en la cultura griega clásica del siglo IV a.C.; La inquietud de sí está consagrado a esta problematización en los  textos  griegos  y  latinos  de  los  dos  primeros siglos de nuestra era; finalmente, Los testimonios de la carne trata de la formación de la doctrina y de la pastoral de la carne. En cuanto a los documentos que habré  de utilizar,  en gran parte serán textos "prescriptivos"; por ello quiero decir textos que, sea  cual  fuere  su forma (discurso,  diálogo,  tratado,  compilación  de  preceptos,  cartas,  etc.),  su  objeto principal es proponer reglas de conducta. Sólo me dirigiré a los  textos  teóricos  sobre  la doctrina del placer o de las pasiones con el  fin  de  hallar  en  ellos  mayor  claridad.  El dominio que analizaré está constituido por textos que  pretenden  dar  reglas,  opiniones, consejos para  comportarse  como  se debe:  textos  "prácticos", que  en  sí mismos  son objeto de "práctica" en la medida en que están hechos para ser leídos, aprendidos, meditados, utilizados, puestos a prueba y  en  que  buscan  constituir  finalmente  el  armazón  de  la conducta diaria. Estos textos tienen como función ser  operadores  que  permitan  a  los individuos  interrogarse  sobre  su propia  conducta,  velar  por  ella,  formarla  y  darse forma  a sí mismos como sujetos éticos; revelan  en suma una  función  "eta-poética", para  transponer una  palabra  que  se encuentra  en  Plutarco».

Historia de la sexualidad — Michel Foucault

25,90 €Precio